Saltar al contenido

Cómo conseguir tus objetivos en 5 pasos

"Empieza haciendo lo necesario, después lo posible, y de repente te encontrarás haciendo lo imposible". San Francisco de Asís

Cómo conseguir el éxito

Cómo definir tus objetivos es la primera gran acción que debes hacer, para empezar a diseñar la consecución de todas tus metas. Sabiendo todos los pasos que debemos dar, podemos tener la certeza de que acabaremos cumpliendo nuestro propósito y, de esta forma, lograr el triunfo en la vida profesional y personal.

En cuanto al éxito profesional, cumplir los objetivos anuales que haya establecido la empresa es fundamental para un director, le hace conseguir reputación y credibilidad ante sus superiores y refuerza su liderazgo. Cuando no conseguimos los resultados a final de año, podemos extraer conclusiones del porqué y, entonces, trabajar sabiendo en qué has fallado y en qué tienes que mejorar. Sabiendo el porqué entonces nos preguntamos cómo.

¿Cómo puedo lograr todo aquello que me proponga?

 

En la vida privada nos pasa lo mismo. Nos planteamos hacer ejercicio cada 1 de enero, adelgazar, comer mejor, estudiar un idioma nuevo y cientos de deseos más para alcanzar que no acabamos de cumplir. Nos rendimos y pensamos que somos débiles por no haberlo conseguido. Todos (o casi todos) alguna vez nos hemos propuesto alcanzar una meta que no logramos. Empezamos muy motivados pero un día la motivación se pierde, se difumina y bajamos entonces los brazos en señal de derrota.

Hoy no solo te voy a contar el porqué no alcanzas tus objetivos, si no te voy decir cómo lograrlos. Así de sencillo. Coge papel y boli o cualquier cosa que necesites para coger apuntes porque arrancamos.

LLEGA LA HORA DE ACTUAR

No consigues tus objetivos porque no utilizas ningún método, ningún sistema. Así de claro y así de tajante. Vamos a plantearlo con un ejemplo de cómo conseguir un objetivo personal y cómo a partir de ahora debes tú aplicarlo. En el último post ya comenté porqué necesitas un sistema para organizarte, ahora viene la hora de ver cómo aplicarlo para lograr lo que te plantees.

PLANTEAR CORRECTAMENTE EL OBJETIVO ES EL PRIMER PASO HACIA EL ÉXITO

Imagina que tu fin es correr en una carrera. Llevas meses (o años sin correr). Bueno…voy a ser sincero. Este es un objetivo que me he marcado para el año que viene. Yo solía correr 30-40 minutos todos los fines de semanas pero tuve una lesión, un esguince de segundo grado, muy molesto. Es que uno ya no tiene 20 años. En fin, me he propuesto volver a correr pero salir a correr porque sí, no es muy motivador. Es cierto que es saludable hacer ejercicio, pero como yo ya me siento sano, no me acaba de retar lo suficiente para vencer la procrastinación. Entonces probé a hacerlo de otra forma.

 LA TÉCNICA SMART

smart
Imagen extraída de www.dinaminfo.com

SMART viene de las siglas Specific (específico), Measurable (Medible), Actionable (Accionable), Realistic (Realista) y Time-specific (específico en el tiempo). Además de ser un acrónimo que significa “listo” en inglés.

Sigamos con el ejemplo de antes y así lo veremos mejor.

Si yo dijese “quiero empezar a correr porque sé que es bueno para mi salud”, quizá lo haría durante un tiempo, pero lo más seguro es que tarde o temprano me venza un día la pereza de continuar y me dé a mi mismo muchas excusas para no seguir. No conseguiría mi objetivo porque no estaba bien definido. Aplicando la técnica SMART obtienes un enfoque adecuado a tu propósito y sabes qué tienes que hacer en cada momento para lograr alcanzarlo, porque tienes una organización aplicada a cada momento, a cada paso.

LA TÉCNICA S.M.A.R.T

1-Specific (específico)

Primero que nada tengo que poner un objetivo y debe ser algo claro, que no se desvíe mi mirada del camino a recorrer. Algo específico sería:

Correr 10 kilómetros

Para una persona que hace tiempo que no corre puede ser duro hacerlo en un mes, pero si lo planteamos en un tiempo razonable y con entreno suficiente, se puede conseguir. Algo que me rete y sepa que puedo alcanzar.

2- Measurable (medible)

Algo que sepas cuándo lo has alcanzado y que lo puedas medir. Como he comentado antes, si te lo planteas en un mes, estás loco, pero si te planteas en trocear esos 10 kilómetros en marcos de tiempo, puedes poco a poco ir consiguiéndolo. Un símil que siempre digo yo a mi equipo es que el Everest no se escala en un mes, uno va de base en base hasta que alcanza la cima.

Aquí podríamos decir que:

Este fin de semana corro 2 km, el próximo 3 km, el próximo 4…

Creo que ya me comprendes. En el ejemplo que he puesto, sobre correr, algo muy importante es hacerlo progresivamente. Es decir, hoy camino 5 minutos y voy al trote 2 minutos, camino 2 minutos y corro 2 minutos…durante 15-20 minutos. A medida que vas cumpliendo objetivos vas restando minutos a caminar y sumando a trotar. En 2 meses corres una hora. Te lo garantizo.

3- Actionable (accionable)

Un ejemplo claro sería:

Salir a correr 2 días a la semana, miércoles y sábados por la mañana.

El hecho de tener claro cuándo y a qué hora nos hace prepararnos. Yo lo que hago es salir a correr por las mañanas y me pongo el despertador siempre en el comedor. Me despierto entre semana a las 5:30 pero los sábados a las 7:00. Antes (alguna vez) había rehusado a salir a correr porque al apagar la alarma del móvil, que tenía al lado de mi cama, me había vuelto a quedar pegado en las sábanas. Ya comentaré ciertos hábitos para sacar productividad a las mañanas.

4- Realistic (realista)

Correr 10 kilómetros es retador porque llevo tiempo sin correr y es realista. No es ninguna locura. Una visión irracional por mi parte hubiera sido que llevando meses sin correr, haber querido correr la maratón de Valencia. Pues bien, no hubiera llegado y me hubiese frustrado.

Cada día da pequeños pasos que te lleven a tu objetivo

5- Time-specific (específico en el tiempo)

Yo he puesto una fecha límite que será en mayo. Hay quien dice que tengo tiempo más que de sobra, y lo sé, pero como mi objetivo es correr en una carrera concreta, pues me preparo bien. Si hago un buen tiempo pues genial. De todas formas, mi objetivo, a parte de llegar a esa carrera en condiciones, es coger el hábito de correr y poder hacer ejercicio de forma regular.

CONCLUSIONES:

Ahora podrás observar el porqué muchas veces no consigues ciertas metas que te planteas. La forma de definirlos es dar el primer paso, créeme. Organizarse de una manera óptima, para enfocarse en cada paso de los objetivos a conseguir, es muy importante para saber en qué momento tenemos que aplicarnos.

Un enfoque adecuado y plantear tu objetivo siguiendo los pasos SMART, junto con una organización de las acciones, son prácticamente la receta del éxito

PRINCIPALES INCONVENIENTES:

Habrá veces que te quieres rendir, que no te apetece ese día ir a por tus objetivos. Siempre debes recordar que el que no avanza, retrocede. Tú eres tu peor enemigo muchas veces pero con un método puedes conseguirlo. ¡Ahora ya lo tienes! Cada vez que esa vocecita de tu interior diga “hoy no me apetece” debes de saber que es tu ego, e intenta atraparte en tu zona de confort, pero sabes que dar ese pasito adelante para salir de ese lugar que te mantiene estático, hará que seas la mejor versión de ti mismo.

Hay muchas maneras de poner organizarte. Te dejo el enlace a un blog donde habla, rápidamente, de las diferentes formas para capturar ideas y algunas técnicas.


Si has utilizado esta técnica cuéntame cómo te ha ido. Si tienes una duda sobre cómo plantearlo, contacta conmigo e intentaré ayudarte. Si crees que le puede ayudar a una persona, compártelo. Nunca sabes lo mucho que puedes ayudar a una persona que intenta lograr sus objetivos y no sabe cómo. Lo que está claro es que no debemos quedarnos en nuestra zona de confort porque nos retiene, nos impide crecer. Siempre llega el momento en el que HAY QUE ACTUAR.

Nota: Imagen de portada extraída de https://www.emprendepyme.net/los-objetivos-generales-de-una-empresa.html
A %d blogueros les gusta esto: