Saltar al contenido

El factor Actitud

"Lo más importante en la vida es que lo más importante sea lo más importante" Stephen Covey

Fórmula sobre el valor de una persona

Si hay algo que caracteriza a los grandes líderes de los mediocres es su forma de ser. Su manera de actuar. Por esta razón quería hablar en este artículo de una de las claves que yo considero esencial a la hora de gestionar equipos. El factor Actitud.

Todo lo que conseguimos en nuestra vida viene en consecuencia de nuestra forma de ser y de actuar en determinados momentos. El factor actitud es la clave de nuestro éxito, tanto en la vida profesional como en la personal. Aprovechar cada circunstancia para crecer, sea como sea el problema, solo depende de nosotros. La manera en cómo lo aprovechamos es lo que nos hará convertirnos en un líder al que seguir. Un líder del siglo XXI.

Probablemente conozcas la fórmula que he puesto como imagen. La ha popularizado Víctor Küppers y él es una persona de referencia para mí. Me inyecta esa dosis de optimismo que es necesaria para mantener la energía del dia a día. Me recuerda constantemente algo muy importante: Yo decido en cada momento cómo afrontar las dificultades. Si no conoces a Víctor, por favor, mira este vídeo.

El factor Actitud es la clave cuando se instala el desánimo en tu equipo. Tienes que ser una inspiración de superación en los peores momentos. Actitud es entrar por las mañanas con una gran sonrisa, con las pilas puestas y deseando que empiece el día. Actitud es hacer mejor a las personas que forman tu equipo. Ver en que son, cada uno de ellos, magníficos, e intentar potenciar esas aptitudes. Si quieres ser recordado por tu gente, no será de otra manera que por lo buena persona que seas. Por tu actitud.

Soy una persona que cree que un líder se puede hacer, pero quien determina qué clase de líder eres, es tu equipo. Ellos solamente te tratarán como tal si creen que eres una persona a la cual seguir. Por lo que siempre, sean como sean las circunstancias del momento, tu forma en cómo afrontar los hechos determinará tu destino.

No se pueden cambiar los hechos, pero sí se puede cambiar la actitud

En un artículo comenté sobre las maneras que hay para acercarte a tu equipo y poder empoderarlos. Te dejo el enlace aquí. En el artículo comentaba cómo proporcionar herramientas y técnicas para que exista un ambiente positivo de trabajo, que la gente aporte ideas constantemente y, de esta manera, conseguir un gran grupo orientado a la mejora continua. Esta forma de trabajar es imposible llevarla sin la actitud adecuada porque no es el camino fácil de gestionar un equipo. Hay que ser honesto y decir que es mucho más fácil ordenar que persuadir.

Intentar liderar a un equipo no es tarea fácil, por supuesto que no. Verás muchas veces que quieres rendirte porque las cosas no salen tan fácil como querrías. Porque tu equipo está formado por personas, y cada una de ellas es diferente y ven el mundo a su manera. Pero solamente está en ti el sacar lo mejor de cada uno por un beneficio común y yo no conozco otra manera de querer lograr ese objetivo que mediante una actitud de mejora continua y ser resiliente. No darse nunca por vencido. Tienes derecho a quejarte, maldecir y todo lo que quieras. Como dice Víctor: Desahógate y ya está. Quejarte constantemente no va a solucionar nada. Así que desahógate, vuelve a levantarte, y a por todas otra vez.

Por último quería poner una frase de Víctor y que me gusta mucho. Creo que puede empoderar a un equipo y a uno mismo:

EL RESULTADO NO ES EXIGIBLE, LO QUE SÍ ES EXIGIBLE ES EL ESFUERZO

Si tienes claro a dónde quieres llegar y cómo, es tu manera de afrontar las dificultades la que determinarán si lo consigues o no. Siempre es cuestión de Actitud. El factor Actitud.

A %d blogueros les gusta esto: